Reflexión para después de la Navidad

Bogotá.

Acabamos de pasar sin duda una de las semanas de mayor trabajo en el
hogar, estuvimos llenos de visitas, de eventos, de ayudas y en especial
de regalos para todos los niños; fue extenuante para todos!  para
nosotros, para los niños y para quienes nos dieron su apoyo.

Primero que nada, esta es una nota de agradecimiento, damos las
gracias a todos y cada uno de quienes nos entregaron su tiempo, su
afecto y sus recursos, gracias por creer en nosotros, en nuestra causa
y en nuestros niños, no es fácil confiar y creer, de manera que dimos el
primer paso, el más valioso e importante de todos, tenemos el vinculo,
esperamos no perderlo y que podamos pensar en el largo plazo, pues de
esto se trata todo el ejercicio, del entendimiento que nosotros existimos
todos los meses del año y necesitamos del tiempo, del afecto y de los
recursos en igual proporción.

Las visitas, los eventos y los regalos generan estrés en nuestros niños,
fueron tres semanas ininterrumpidas, en donde una de las reflexiones
que no puedo dejar de hacer, es que recibimos mucho de lo que no
necesitábamos, toneladas de regalos, cada uno de los niños recibió sin
duda mas regalos que los míos propios, tuvimos exceso de dulces, de
natilla y de buñuelos, demasiados eventos, jornadas en algunos días
desde las 5am hasta las 11pm.  Sin duda que estas jornadas fortalecen
al hogar, permite que muchos nos conozcan y se comprometan con la
causa, sin embargo me pregunto cuanto les sirve a los niños?  La
cantidad de regalos los aleja de una realidad, la dieta de dulce, natillas y
buñuelos no es buena para seguir apoyándolos en una buena nutrición,
ser el foco de atención de una causa como la nuestra que dedica sus
esfuerzos a la lucha en contra de la violencia sexual no es fácil de
manejar, en especial para los mas grandes que lo hacen mas
consciente, pues todos y cada uno de los visitantes conoce la razón de
nuestra existencia.

Nosotros necesitamos equilibrio, permanencia, balance, sostenibilidad,
largo plazo.  En orden de necesidades, lo que mas requerimos es
efectivo, donaciones es especie y voluntariado.

Quiero plantear una reflexión que nos permita optimizar todo el esfuerzo
de todos para en el futuro lograr esa sostenibilidad, balance, equilibrio y
no tener excesos que al final van en deterioro de los niños, de nosotros
como institución y de nuestros colaboradores.

Entiendo que puede ser más satisfactorio entregar un juguete a un niño
que ayudar con el pago de la nomina del hogar, es mas fácil tener
tiempo en Diciembre para hacer un evento que en algún otro mes de
año, es mas fácil obtener una sonrisa de un niño con un dulce que con
una sopa de vegetales, en fin, debemos hacer lo mejor, no lo mas fácil y
en ese proceso tendremos que empezar a decir lo que podemos recibir
y lo que no y esperamos poder contar con el apoyo de todos ustedes
para que nuestra causa se fortalezca.

Andrés Ramirez Ordóñez
Director Programa Adicciones
ASOCIACION HOGAR NIÑOS POR UN NUEVO PLANETA
www.ninosporunnuevoplaneta.org
CLL 104B No 46-11
Bogota, D.C., Colombia
57-1-6018821 / 571-8051033
57-310 244 3360
adicciones@ninosporunnuevoplaneta.org
ramirezoandres@aol.com
Twitter: @aro1975

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.