Lista la fuga de Santrich

May 14, 2018 by

Por Ricardo Puentes Melo – Mayo 13 de 2018

Al operativo de rescate del bandido Jesús Santrich, se le bautizó como Operativo “Karmin” , “Monte Claro”, y el objetivo es tomar a Santrich y llevarlo hasta Cuba, donde la DEA difícilmente podría capturarlo.  Juan Manuel Santos ordenará disminuir el esquema de vigilancia en la Conferencia Episcopal. Ahí entraría un comando armado y asesinarían al que trate de impedirlo

 

@ricardopuentesm

Lamentable lo que se acerca para Colombia. Juan Manuel Santos usó la palabra “irreversible” para anunciar al mundo que el proceso con los bandidos de las FARC no tendría marcha atrás. “Irreversible” fue la palabra que usó Castro en una reunión privada con los terroristas y con miembros delegados de Santos, para reafirmar que la entrega de Colombia al comunismo no tiene retorno.

Ambos hablan de lo mismo. “Irreversible” luego se sumó a la frase “En Colombia no cometeremos los mismos errores que cometimos en Venezuela”. Y eso significa una ola de asesinatos de los opositores, una escalada de horrores sin precedentes en Colombia. (Leer el artículo acá)

Trump nunca ha confiado en Santos

Con la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, las cosas se pusieron difíciles para los narcoterroristas y su aliado Juan Manuel Santos. Trump ha presionado a Santos para que acceda a extraditar a los bandidos que llenan de toneladas de droga las calles norteamericanas, con los buenos oficios de Soros en el hemisferio, y que han traído tantas desgracias para ambos países.

Trump le entregó a Santos información recolectada por la DEA donde quedaba en evidencia que magistrados de la Corte Suprema, políticos, y hasta el mismo gobierno, estaban involucrados en el negocio infame de la droga. El mensaje fue muy claro: O nos entregan a los narcotraficantes de las FARC, o haremos pública la información. Igual con el tema de Odebrecht, que involucra a más personas de las que los colombianos saben. Lo que confesó el sobrino de “Iván Márquez” ante la justicia de Estados Unidos, agrava el panorama para poderosos sectores de la sociedad colombiana.

Con esto, se autorizó la captura de alias Jesús Santrich (Santos no podía hacer más sino permitir esa captura) y el gobierno de Trump solicitó su extradición. Luego de ésta, vendrán las solicitudes para extraditar a “Iván Márquez”, el “médico Jaramillo”, “Timochenko” y toda la cúpula de los maleantes. También varios políticos colombianos de quien la DEA también recopiló pruebas contundentes.

Iván Márquez y Jesús Santrich, burlándose de Colombia

Una vez capturado Santrich, Juan Manuel Santos inició de inmediato una ofensiva mediática y diplomática para evitar lo que parece inevitable: salvar a Santrich de una cárcel norteamericana.

Al tiempo con esto, desde Cuba se empezó a organizar el rescate de Santrich a sangre y fuego. Primero lo llevaron a un hospital del sur de Bogotá, donde, gracias a su ubicación en una zona de la ciudad donde pululan las milicias de las FARC, y por estar muy cerca a la vía al Llano y Sumapaz, podría facilitar la fuga.

Nuestra fuente en Cuba nos afirma que ese plan se cambió por otro más efectivo. La iniciativa diplomática de Santos lo llevó a comunicarse con el Vaticano (ignoramos si con el mismo Papa Francisco, pero no nos extrañaría), y entre el Vaticano, Castro, los cabecillas de las FARC y Santos, se convino en trasladar al narcotraficante a la sede de la Conferencia Episcopal de Colombia, entidad que tradicionalmente ha alojado criminales en sus muros para, luego, trasladarlos a otros países bajo la figura de la protección diplomática que les brinda el ser una especie de territorio donde la justicia y las autoridades colombianas no pueden actuar.

Santrich… ¿El gobierno de Trump se dejará burlar?

Al operativo de rescate del bandido Jesús Santrich, se le bautizó como Operativo “Karmin” , “Monte Claro”, y el objetivo es tomar a Santrich y llevarlo hasta Cuba, donde no existe tratado de extradición con Estados Unidos, y donde la DEA difícilmente podría capturarlo.

En algún momento, nos asegura nuestra fuente, Juan Manuel Santos ordenará disminuir el esquema de vigilancia en la Conferencia Episcopal. Ahí entraría un comando armado y asesinarían al que trate de impedirlo.

La DEA no querrá retirarse de vigilar el edificio de la Conferencia Episcopal. Eso lo tienen calculado Santos, FARC, el Vaticano y Castro. Así que se aprobó que se asesinen a esos agentes de la DEA norteamericanos.

Para desviar la atención del público, se inventaron la amenaza de muerte contra Iván Duque, ficha de los Castro y de Soros (ambos aliados), como ya lo hemos denunciado anteriormente. “Maniobra diversionista” se le llamó a este escándalo de las tales amenazas; escándalo diseñado desde Cuba para cubrir la fuga de Santrich.

Es que en Colombia hay políticos, jueces, magistrados, generales del Ejército y la Policía que tienen historial criminal por narcotráfico hacia Estados Unidos. Nadie protestará por la fuga de Santrich porque la clase dirigente, casi toda, hiede a coca.

Qué dolor con mi país.

Related Posts

Tags

Share This

Leave a Reply