La VI Cumbre De Las Américas: ¿“De La Integración A la Desintegración’?”

 Cartagena Mesa Central Colombiaexterior.com Por: Carlos Villota Santacruz

Un sabor “agrigulce” fue el resultado de la VI Cumbre de las Américas que concluyó este domingo sin una declaración oficial, en medio de la “urgencia” de despejar temas sensibles en la región como la presencia de Cuba y el reclamo de Argentina sobre la Islas Malvinas.

Como lo anticipó Colombiaexterior.com, si bien la VI Cumbre de las Américas permitió un “espaldarazo” de la comunidad internacional a la política internacional de Colombia y la puerta para la portada de la revista “Time” al presidente Juan Manuel Santos, la cita hemisférica, no pasó de un escenario de buenas intenciones y elaborar un plan de acción en materia educativa, nuevas tecnologías, infraestructura e integración energética.

Los observadores y dirigente políticos, al igual que empresarios consultados por Colombiaexterior.com  coincidieron en señalar que el  gran esfuerzo hecho por Colombia, de convertir a la VI Cumbre de las Américas en un puente para la “prosperidad”, se quedó a “medio camino”, ante la negativa de examinar a fondo el tema de Cuba y de las Islas Malvinas, que en el caso de la política exterior de la presidente de Argentina Cristina Fernández, es de una alta sensibilidad.

Lo que sí dejó en evidencia la reunión en Cartagena, es que Colombia es un país que tiene más futuro que pasado. “Hay una nueva percepción de Colombia y de los colombianos, gracias a un trabajo de más de una década. Es un país que sorprende, más allá de sus problemas de orden social como la generación de empleo o los hechos aislados de inseguridad”, precisaron.

Lo que queda en la historia, es que los 34 Jefes de Estado del continente, 31 de ellos asistieron a Cartagena.

El presidente Juan Manuel Santos logró cristalizar el “sello” del Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos, que entrará en aplicación el próximo 15 de mayo, al tiempo que a sus ciudadanos se le ampliará la visa de 5 a 10 años, para ingresar a territorio norteamericano, como parte de la nueva relación económica entre Bogotá y Washington.

Sin embargo, la sensación que quedó entre los 700 empresarios a la VI Cumbre de las Américas, es que se habló mucho, sobre el papel se aterrizó poco y queda la gran pregunta: “¿si América Latina, está hoy más unida o comienza un “penoso camino de desintegración?”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.