La coodependencia

Bogotá. Por: Andrés Ramirez Ordoñez /

No existe una sola definición, podemos empezar por decir que es una forma patológica de relacionarse, especialmente con los seres mas queridos, intentando tener el “control”  o de “incidir” en las vidas de otros confundiendo los límites y actuando de forma obsesiva y compulsiva frente a las relaciones con otro o con otros seres humanos.

Algunas definiciones que encontré son:
– Una persona codependiente es aquella que ha permitido que la conducta de otra persona la afecte de forma insana, y que está obsesionada con controlar la conducta de esa persona.
– La codependencia es el sufrimiento emocional y la conducta autodestructiva que surge al enfocarse en los deseos, necesidades o acciones de otra persona
– Usamos la conducta codependiente cuando nos obsesionamos tanto con la vida de nuestro ser querido que escondemos nuestros propios sentimientos y descuidamos nuestras necesidades

La codependencia es una enfermedad cuya característica principal es la falta de identidad propia.
La codependencia se define como el ciclo de patrones de conducta, y pensamientos disfuncionales, que producen dolor, y que se repiten de manera compulsiva, como respuesta a una relación enferma y alienante, con un adicto activo o en una situación de toxicidad relacional

– La persona codependiente esta obsesionada con otras personas y tiende a ser controlador, hostil, manipulador, indirecto y provoca culpa en otros.
– La persona codependiente reacciona excesivamente o muy poco, pero no actúa tomando el control de si misma.
– La persona codependiente puede llegar a depresión, enfermedad física o suicidio.

Las personas codependientes tienen algunas características como baja autoestima, miedo al rechazo, al abandono, se culpabilizan y critican por su manera de pensar, de sentir, de verse, de actuar y de comportarse, se sienten diferentes a los demás, consideran que sus vidas no valen la pena y es por esto que actúan “ayudando” a otros a vivir su vida, esperan la perfección de si mismos y al no conseguirla se culpabilizan y avergüenzan.

Las personas codependientes dejan de vivir sus vidas, y por su obsesión están permanentemente vigilando a otros y sintiendo ansiedad por los actos y los problemas de los demás, son incapaces de sentirse felices, contentos o en paz, necesitan problemas para sentirse útiles.

La codependencia genera problemas de comunicación, pues es poco asertiva y débil, no se habla de sentimientos, se habla mucho para evitar llegar al punto, es una comunicación insegura y en ocasiones hostil y en muchos casos se miente para protegerse a si mismos o a otros, se actúa con desconfianza.

Cuando hablo de limites débiles me refiero a la incapacidad de estas personas de hacer lo que dicen que van a hacer, no permiten que las consecuencias naturales de los actos de otros les enseñen, permiten que otros los lastimen.

Al igual que otras adicciones la codependencia es progresiva y su recuperación es sencilla,  no es fácil, pero sencilla.  Todo parte de la premisa que muchos olvidaron y otros tal vez nunca aprendieron de asumir responsabilidad sobre su propia vida, no la de otros.  En el momento en que empiezo a responsabilizarme sobre mi, mis actos, mis sentimientos es el momento en que empieza mi recuperación.  Pon limites, cuida tu físico, mejora tu comunicación, responsabilízate de tus sentimientos,  ponte metas y cumple con ellas, eres responsable de lo que das y de lo que recibes.

Andrés Ramirez Ordóñez
Director Programa Adicciones
ASOCIACION HOGAR NIÑOS POR UN NUEVO PLANETA
www.ninosporunnuevoplaneta.org
CLL 104B No 46-11
Bogota, D.C., Colombia
57-1-6018821 / 571-8051033
57-310 244 3360
adicciones@ninosporunnuevoplaneta.org
ramirezoandres@aol.com

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.