Francia País Invitado de Honor en el Carnaval de Negros y Blancos 2012

 

 

 

 

 

 

 

 

San Juan de Pasto
Una de las tradiciones nativas andinas e hispánicas más auténticas de América Latina –el Carnaval de Negros y Blancos- recibirá en su tercer año como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en sus calles a Francia –como país invitado de honor- como parte del intercambio cultural entre Colombia y Europa, ante más de 80 mil turistas nacionales y extranjeros.

La fiesta popular sale a “escena” todo los años del 2 al 7 de enero, que tuvo como preámbulo el desfile de “Años Viejos”, en la que comparsas recorren el “Sendero del Carnaval” como “muñecos satíricos” que representan a personalidades y reviven acontecimientos importantes en la vida de la ciudad, la región y el país.

Hace pocas horas comenzó el Carnaval con un homenaje a la “Virgen de las Mercedes” patrona de los habitantes de la zona urbana y rural de San Juan de Pasto, cuya autoridad administrativa –el Alcalde elegido por voto popular y recién posesionado Harold Guerrero- entregó la conducción de la urbe a “Pericles Carnaval”, quién invita a hombres, mujeres y niños a jugar con “la pinta negra y blanca”.

En una palabra, es un juego colectivo en donde las clases sociales desaparecen, para hacer de la capital del departamento de Nariño un “teatro callejero” donde  la ley es la alegría, la diversión, el compartir “al son de las orquestas nacionales y extranjeras” y en medio de una muestra cultural que no se observa en ninguna parte del mundo: solamente en San Juan de Pasto, a las faldas del Volcán Galeras.

“El Carnaval de Blancos y Negros es un período de convivencia intensa, en la que los hogares se convierten en talleres colectivos que crean escenas lúdicas en las calles de San Juan de Pasto. Una es una fiesta de tolerancia y respeto”, dijo a COLOMBIA EXTERIOR CHICAGO el Alcalde la ciudad Harold Guerrero, quién tomó posesión del cargo el pasado 1 de enero.

Francia acudirá por primera vez al Carnaval de Negros y Blancos con “Jean le Bucheron” (Juan Leñador), creado por la sociedad carnavalesca “los amigos de Fromulus”.

Según la leyenda, Jean Le Bucheron” representan un hombre fortachón de una estatura gigantesca y una fuerza sin igual que ejercía los oficios de tejedor, leñador y zapatero.

Sus grandes facultades en este último oficio hicieron el emperador Carlomagno lo visitara, para que Juan confeccionara un par de zapatos para el Emperador.

Como testimonio de su reconocimiento Carlogmano mandó a su sobrino Rolando a Steenvoorde para entregar a Juan una coraza, un casco y una espada.

“Se dice que el hacha de Juan hacia remolinos terribles como jamás hicieron los molinos de Cassel (pueblo cercano a Steenvoorde conocido por sus molinos de viento) y los normando cayeron como moscos. Todos los habitantes del pueblo acudieron para festejar al héroe del día, ante la huida de los invasores. Más tarde, cuando Juan falleció, los steenvoordenses erigieron un busto con la imagen del gigante, que paseaban en procesión el Jueves Santo”, recordó el Embajador de Francia en Colombia Pierre Jean Vandoorme a COLOMBIA EXTERIOR CHICAGO, quién llegó a San Juan de Pasto hace pocas horas para ser protagonista del Carnaval.

El Carnaval encuentra sus raíces en los rituales practicados por los grupos que habitaban “el Valle de Atríz” en el altiplano nariñense, donde “los Pastos” y “los Quillacingas”, en tiempos prehispánicos, ofrendaban a sus entes tutelares: la Luna, el Sol y el Taita Urcunina (volcán Galeras) para tener buenas cosechas y pedir por nuevos ciclos de prosperidad.

Con la llegada de los españoles se introdujeron elementos cristianos a las festividades indígenas que procuraron acelerar el proceso de evangelización.

“Estas celebraciones perduraron por mucho tiempo hasta que, a comienzos del siglo XIX fueron prohibidas en el contexto de los levantamientos indígenas. Prohibición que sin embargo duró poco, pues la fuerza de la tradición se impuso por encima de los imperativos de la Corona, y los festejos indígenas reaparecieron con churumbelas que posteriormente se mezclaron con las mascaradas de los vecinos mestizos”, manifestó el escritor Julián Bastidas Urresty a COLOMBIA EXTERIOR CHICAGO

Paralelamente, se fusiona la celebración conocida como “asueto” dando lugar a nuevos elementos que le otorgan el carácter variable a las celebraciones de la región.

“El asueto era el día libre que se les daba a los esclavos negros durante la época colonial, día que aprovechaban para entregarse al ocio y al regodeo, dando lugar así al Día de Negros”, indicaron a COLOMBIA EXTERIOR CHICAGO los cultores y artistas del Carnaval que al cierre de esta edición ultimaban los detalles de las monumentales carrozas que desfilarán el 6 de enero.

PATRIMONIO
“El Carnaval de San Juan de Pasto, es una práctica patrimonial que se encuentra asociada a la vida de sus habitantes en su conjunto, relacionando con diferentes circunstancias históricas, sociales y procesos culturales, se encuentran implícitos en su memoria un admirable legado oral, ritual, musical, dancístico y simbólico que le identifica como una expresión artística muy particular, materializando un modo de experiencia estética, que crea al mismo tiempo, un enmarañado sistema de representaciones e imaginarios sociales que son el reflejo constante de una manera de pensar y de sentir”, comentó el Director Artístico del Carnaval de Negros y Blancos 2012 Alvaro Reyes en diálogo con COLOMBIA EXTERIOR CHICAGO

Por su parte, para los habitantes de San Juan de Pasto, el Carnaval, “es un gran medio de expresión social, a través del cual las colectividades que la forjan proyectan un horizonte de su porvenir interpelando el pasado. Como expresión social-simbólica, es un muestrario de múltiples componentes estéticos y artísticos siendo cada uno un lenguaje que posee su propia mixtura y contenido semiótico”

A sus palabras, se unen turistas argentinos que pisan por primera vez la “tierra de Agualongo” –un héroe regional- para ser testigos de la magia, el arte y la cultura del Carnaval de Negros y Blancos, cuya visibilidad descansa en las nuevas generaciones que este 3 de enero serán actores del “Carnavalito”, como antesala al a la llegada de la “Familia Castañeda”, este 4 de enero, en medio de un alto calor humano de hombres y mujeres de los cinco continentes, en particular de los franceses, país invitado de honor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto: María Alejandra Villota Ramirez

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.