Estados Unidos y Canadá serán consagrados a la Virgen María

El Arzobispo de Los Ángeles y presidente de la Conferencia de Obispos de los Estados Unidos (USCCB), Mons. José Gomez, invitó a los obispos del país a unirse el 1 de mayo para volver a consagrar a Estados Unidos a la Santísima Virgen María en respuesta a la pandemia del coronavirus; evento que coincidirá con la consagración de Canadá a la Madre de Dios.

En una carta enviada el 22 de abril, Mons. Gomez explicó a todos los obispos estadounidenses que la consagración mariana se hará bajo el título de “María, Madre de la Iglesia” y los invitó a unirse a él en oración el 1 de mayo al mediodía (hora de Los Ángeles).

“Todos los años, la Iglesia busca la intercesión especial de la Madre de Dios durante el mes de mayo. Este año, buscamos aún más fervientemente la asistencia de Nuestra Señora mientras enfrentamos juntos los efectos de la pandemia global”, dijo en su carta.

Este pedido se une al realizado por los obispos de Canadá, quienes consagrarán al mismo tiempo el país a la Virgen María.

“Basado en el diálogo con los líderes de la Conferencia Católica de Obispos de Canadá, el Comité Ejecutivo de la USCCB se reunió y confirmó la idoneidad del 1 de mayo de 2020, como una oportunidad para que los obispos de los Estados Unidos volvieran a consagrar la nación a Nuestra Señora y para hacerlo bajo el título, María, Madre de la Iglesia”, indicó Mons. Gomez. Lo haremos “el mismo día que nuestros hermanos obispos del norte consagran a Canadá bajo el mismo título”, agregó.

El título de “María, Madre de la Iglesia” fue otorgado a la Santísima Virgen por el Papa San Pablo VI en el Concilio Vaticano II, y se agregó la memoria al calendario litúrgico de la Iglesia en 2018.

El Papa Francisco declaró que el lunes después de Pentecostés debería celebrarse como la memoria de “María, Madre de la Iglesia”. El prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, Cardenal Robert Sarah, dijo que la adición de la celebración tenía como objetivo fomentar el crecimiento de la “verdadera piedad mariana”.

Celebrando este acontecimiento en 2018, Mons. Gomez dijo que “cuando Jesús resucitó de los muertos y ascendió al Cielo, María se convirtió en el corazón materno de su Iglesia”.

El Prelado también indicó que la consagración del 1 de mayo será oportuna al pedir la intercesión de María durante la pandemia. Hay más de 2.6 millones de casos confirmados de COVID-19 en el mundo y casi 185 mil muertes debido al virus, según señala el Centro de Recursos Coronavirus de la Universidad Johns Hopkins.

Esta consagración “le dará a la Iglesia la oportunidad de orar por la protección continua de Nuestra Señora de los vulnerables, la curación de los enfermos y la sabiduría de aquellos que trabajan para curar este terrible virus”, dijo Mons. Gomez.

“En esta temporada de Pascua continuamos la jornada con nuestro Señor Resucitado para que entre las gracias de este tiempo pueda haber curación y fortaleza, especialmente para todos los que están agobiados por los efectos de la pandemia”, concluyó.

AL EMPEZAR MAYO TENDREMOS DOS BELLAS ORACIONES PARA LA VIRGEN SANTISIMA!!!

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.