Eliminación de la Huella Dactilar?

Por: Darío Enrique Martínez Marrugo

Un primer tema de importancia para el colombiano residente en el exterior, según el decreto 0019 de 2012, toca con la eliminación de la huella dactilar.

Sin embargo la eliminación no se refiere a todos los documentos.

El artículo 17 del decreto de “supresión de procedimiento y trámites innecesarios existentes en la Administración Pública” contiene unas excepciones que me parecen necesarias para la protección de los bienes y vida de los colombianos. Estas son:
1.- Servicios financieros de entidades públicas.
2.- Trámites propios del Sistema General de Seguridad en Pensiones.
3.- Trámite ante Registro Público
4.- Trámite relacionado con el pasaporte y la Cedula de Ciudadanía.
5.- Visas y Prorrogas de permanencia.
6.- Escrituras Públicas
7.- Visitas a internos e internas en establecimiento de Reclusión del Instituto
Nacional Penitenciario y Carcelario –INPEC-
8.- Cédula de Ciudadanía y Tarjeta de Identidad.
9.- Autorización para la salida de menores del País.
10.- Cesión de Derechos.
11.- Comercio de Armas Municiones y Explosivos.
12.- Otorgamiento de poderes
13.- Registros delictivos
14.- Tramites para el registro de vidas y ayuda humanitaria.

El artículo en mención finaliza con una salvedad: “la captura de la huella se hará por medios técnicos”.

Pues bien, exigir la huella dactilar en un poder junto con el acto de  reconocimiento de firma, actuación común de los colombianos residentes en el exterior, coadyuva con la protección de sus bienes.

Dentro de un poder, sea general o especial, usted faculta a alguien para que en su nombre y representación actúe ante una determinada autoridad pública o privada.

Las más de las veces el poder contiene la delegación especifica de un derecho del poderdante, como por ejemplo el de vender una propiedad o la de recibir dinero.

Lo único que los delincuentes no pueden falsificar es su huella dactilar. He conocido casos en los que la falsificación de la firma es tan perfecta que la prueba grafológica ha dado resultados positivos pese a la insistencia del perjudicado de no haber firmado absolutamente nada.

La huella dactilar se convierte en este caso en una garantía y protección a sus
derechos de propiedad entre otros.

Autorización para la salida de menores del país. En un principio me opuse a ello, e incluso inicié trámites para presentar una demanda en contra de el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) autoridad migratoria en Colombia para ese entonces.

Fue realmente desgarrador ver, en pleno aeropuerto, a una madre desprendiéndose a gritos de su hija de brazos por estar mal elaborado el permiso de salida del país.

Simplemente no permitieron la salida del país de la menor con la madre legítima.
La escena que realmente me impactó enseña, que el menor debe protegerse con celo extremo.

Para la autoridad migratoria un poder sin huella, así tenga sello notarial, tiene altas probabilidad de ser falso y, una vez el menor abandone el país, es prácticamente imposible localizarlo para desventura del menor y de sus familiares.

La norma en este caso es igualmente certera. Presenta un mayor grado de dificultad que alguien haciéndose pasar por el padre o la madre firme un permiso de salida del país, a que los firme y coloque su huella dactilar. En este último caso el infractor es localizable.

Mi recomendación es, siempre acercarse al terminal portuario de salida del país, informar que va al exterior con su (o sus) hijos (as) menores, y enseñar el permiso para que pueda corregirlo con anterioridad si es necesario. Así evitará inconvenientes de última horas que al igual sufrirán los suyos.

Darío Enrique Martínez Marrugo
www.darioemartinez.com
abogado@darioemartinez.com
(1)773 458 5350

 

Conoce el Decreto 0019 y cómo puede afectarle a usted como colombiano en el exterior?

Varias semanas atrás los colombianos celebramos la expedición del Decreto 0019 del 2012 “por medio del cual se dictan normas para suprimir o reformar regulaciones, procedimientos y trámites innecesarios existentes en la administración pública”. Iniciábamos el año con la buena noticia que el Gobierno Nacional buscaba simplificar muchos de los trámites a los que los colombianos estábamos acostumbrados a adelantar, incluso sin entender.

No es necesario referirse a las grandes “colas” que había que hacer en las Notarias, Consulados y demás entidades públicas del orden nacional, departamental, distrital o local, el trato poco amable de algunos funcionarios y, el “regrese más tarde con estos otros documentos que necesita para eso” muy común en la cotidianidad de los colombianos.

El decreto sin embargo es poco conocido en su integridad y creemos necesario revisarlo con el fin de observar los trámites públicos que desaparecen de la vida diaria del colombiano residente en el exterior.

Se trata de un decreto ley, con 238 artículos de los cuales algunos tienen vigencia inmediata y otros están condicionados en el tiempo, es decir entraran a regir en una fecha futura.

Lo primero por decir que el “decreto se aplicará a todos los organismos y entidades de la Administración Pública que ejerzan funciones de carácter administrativo, en los términos del artículo 39 de la ley 489 de 1998…” Este artículo, al que refiere el decreto, enseña la Integración de la Administración Pública. Incluye por tanto a todos los  organismos que conforman la Rama Ejecutiva del Poder Público y a “todos los organismos y entidades de  naturaleza pública que de manera permanente tienen a su cargo el ejercicio de las actividades y funciones administrativas o la prestación del servicio público del Estado colombiano.

En palabras entendibles para el caso de los colombianos residentes en el exterior, el decreto incluye al Ministerio  de Relaciones Exteriores (Cancillería) y a los Consulados entre otros.

Los beneficiarios serán todas las personas naturales o jurídicas, nacionales o extranjeras, residentes o no en Colombia, mayores o menores de edad, quienes para adelantar ciertas actuaciones particulares o públicas requieran de la intervención de las instituciones públicas colombianas.

En este sentido el Decreto 0019 persigue: “facilitar la actividad de las personas naturales y jurídicas ante las autoridades que cumplen funciones administrativas, contribuir a la eficacia y eficiencia de estas”.

Pero, ¿Qué  áreas específicas trata el Decreto-Ley? Y ¿Cómo están relacionadas con los colombianos residentes en el exterior? Es lo que estaremos desarrollando regularmente y tema por tema a partir de hoy desde este espacio de opinión.

Las dudas que tengan los colombianos residentes en el exterior, pueden expresarlas a través de esta misma página o al correo electrónico: abogado@darioemartinez.com para intentar irlas resolviendo en la medida en que se desarrolle el temario.

Darío Enrique Martínez Marrugo
Darío E Martínez & Abogados Colombianos Asociados
www.darioemartinez.com
abogado@darioemartinez.com
Telf. (1) 773 458 5350.

2 thoughts on “Eliminación de la Huella Dactilar?”

  1. Hola haciendo referencia al nuevo decreto, los colombianos que estamos en el exterior tendremos que seguir apostillando todos los documentos que enviamos para darle poder a personas o abogados para representarnos en Colombia? Gracias por la respuesta

    Responder
    • Saludos Gloria.
      En el
      caso de los poderes para los colombianos que residen en el exterior. Estos deberán
      seguir autenticándose bien sea en el Consulado de tu Jurisdicción o ante un
      notario americano y luego apostillados. Trámite este último que personalmente recomiendo
      por lo económico y por lo ágil. En el tema de poderes te remito a:  www.darioemartinez.com
       http://darioemartinez.com/blog.php/blog_id/15

      Responder

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.